Open

Selecciones Internacionales

Mbappé salva a Francia de la derrota

11/10/18 - 17:12
Francia, flamante campeona del mundo, salvó su honor en los últimos cinco minutos gracias...

Francia, flamante campeona del mundo, salvó su honor en los últimos cinco minutos gracias a Kylian Mbappé, quien intervino decisivamente en los dos tantos que equilibraron la ventaja de dos goles de los islandeses.

Un gol de penalti en el 90 marcado por Mbappé y otro en el 86 en propia puerta en el Eyjólfsson, provocado por un remate del delantero del PSG, equilibraron in extremis las anotaciones de los visitantes B.Bjarnason (31) y Árnason (58).

Sin Mbappé en el once el día que era portada de la prestigiosa revista "Time" y con el regreso del capitán Hugo Lloris, después de su polémico positivo en un control de alcoholemia en Inglaterra, Francia se enredó frente a la presión y el orden de los nórdicos.

Ni el talento de Antoine Griezmann, ni la velocidad de Ousmane Dembélé, ni la potencia de Paul Pogba eran argumentos suficientes para crear ocasiones de real peligro.

Presnel Kimpembé, central del PSG, se echó al suelo a la altura del córner derecho reclamando una falta que no existió ante la presión Finnbogason, quien sirvió para que B.Bjarnason rematase fuerte y raso.

Un 0-1 que pudo convertirse en un correctivo mayor si no llega a ser por un mayúsculo Lloris. Al saque de un córner, el meta del Tottenham se lució en una secuencia de tres paradas consecutivas, primera a un cabezazo de R.Sigurdsson y otras dos, ya en el piso, a disparos seguidos de B.Bjarnason y de Finnbogason.

Cada córner para Islandia suponía un sofocón para los "bleus". G.Sigurdsson, el que más técnica luce entre los nórdicos, la puso para un inapelable remate de testa del central Árnason. Tocó en el larguero antes de alojarse en las redes.

Con un 0-2 en contra, Griezmann, aspirante al Balón de Oro, cedió su lugar a otro nominado para el galardón, Mbappé, cuyo nombre fue inmediatamente coreado por los aficionados del estadio Roudourou de la pequeña localidad de Guingamp.

Una genialidad de Mbappé combinada con una pizca de suerte sirvió para recortar el marcador. El regate del delantero del PSG y su posterior remate rebotó en el cuerpo de Eyjólfsson.

Cuatro minutos más tarde, los franceses obraron lo que parecía imposible. Un penalti por una supuesta mano de Sigthórsson lo convirtió Mbappé para poner las tablas.