Open

Selecciones Internacionales

Flamengo jugará la final del Mundial de Clubes

18/12/19 - 09:08
Flamengo, Campeón de la Copa Libertadores y del Campeonato Brasileño, garantizó un cupo...

Flamengo, Campeón de la Copa Libertadores y del Campeonato Brasileño, garantizó un cupo en la Final del Mundial de Clubes con una impresionante remontada en la que se impuso por 3-1 al Al-Hilal saudí en las Semifinales.

El club más popular de Brasil, que se medirá en la Final el próximo sábado frente al ganador del duelo entre el Liverpool y el Monterrey, comenzó perdiendo, así como en la Final de la Libertadores hace un mes en Lima frente al River Plate, pero remontó en el segundo tiempo.

El Flamengo comenzó atacando con más insistencia y Arrascaeta fabricó un tiro de esquina en el minuto 2.

El equipo saudí demoró cinco minutos para organizarse en la cancha pero a partir de una jugada de Carrillo puso a correr al Flamengo detrás de sus seguidas ofensivas, principalmente con Gomis, Giovanco y un sorprendente Salem Aldawsari.

La presión de los saudíes rindió fruto en el minuto 18 con una jugada iniciada por Giovanco y que Aldawsari concluyó con un disparo dentro del área que terminó engañando a Diego Alves luego de que el español Pablo Marí la desviara.

El Flamengo salió al ataque en busca del empate, pero, vulnerable atrás, le abrió espacio a los jugadores del Al-Hilal que seguidamente sorprendieron con rápidos contragolpes, sin embargo ya no hubo más sorpresas para en el primer tiempo.

Como era de esperar el club brasileño salió totalmente al ataque en la segunda mitad y, poco después de una jugada de peligro de Gabigol, Arrascaeta consiguió el empate a los 49 minutos al empujar desde dentro del área un balón que Bruno Henrique le tocó tras invadir el área.

La paridad duró hasta los minutos finales, cuando en un rápido contragolpe, Bruno Henrique remató de cabeza un levantamiento hecho por Rafinha desde la derecha y puso al campeón de la Libertadores al frente del marcador.

El tercero lo puso Albulayhi en el minuto 82 con un gol en puerta propia al intentar desviar un pase de Bruno Henrique a Gabigol, que esperaba a pocos metros de la portería.