Open

Premier League

El Chelsea vence al West Ham

08/04/19 - 16:33
Eden Hazard es un futbolista de los que marcan diferencias. Un buen ejemplo es lo que sucedió...

Eden Hazard es un futbolista de los que marcan diferencias. Un buen ejemplo es lo que sucedió este lunes en Stamford Bridge, donde el belga se puso el traje de superhéroe para firmar el doblete con el que el Chelsea superó al West Ham (2-0) y se posicionó provisionalmente como tercer clasificado de la Premier League. Hazard fue el factor desequilibrante de un partido en el que los de Pellegrini fueron de menos a más pero se vieron superados por los de Sarri. Gran parte de culpa la tuvo el gol ‘maradoniano’ con el que el bueno de Eden puso por delante a los suyos en el 24’ para acabar cerrando el duelo con un nuevo tanto en el 90’.

No es el único derbi de Londres, pero sí uno de los que se vive con mayor rivalidad. Por ello, los pupilos de Sarri saltaron al verde con ganas de agradar a Stamford Bridge, y desde el inicio se hicieron con el control del juego a pesar de que en los primeros minutos los estuvieron carentes de profundidad.

Poco a poco Eden Hazard fue quitándole el polvo a su sombrero de mago, y en el 24’ decidió regalarle al respetable una auténtica obra de arte. El belga recibió a unos 40 metros de la portería rival para iniciar un espectacular ‘slalom’ deshaciéndose de todo aquel que se interpuso en su camino y acabar batiendo a Fabianski con un zurdazo ajustado a la base del palo derecho. Un auténtico golazo para hacer justicia en un marcador que llegó al descanso con 1-0 y no una diferencia más abultada porque Higuaín remató al palo en el 26’ y fuera con todo para marcar en el 43’, y el citado Fabianski frustró al emergente Hudson-Odoi en el 41’.

Hasta entonces, el duelo fue un monólogo ‘blue’, pero tras la reanudación las fuerzas se equilibraron. La primera ocasión de gol del segundo acto corrió a cuenta de Hazard, que cruzó demasiado un disparo en el 48’, pero aquella jugada pareció hacer despertar al West Ham de Pellegrini, que dio un paso al frente en la búsqueda del empate.

Resultó clave para ello una clara intención de presionar en bloque más alto, dificultando y mucho una salida de balón del Chelsea que en la primera parte había sido impoluta, y las ocasiones para los ‘hammers’ no tardaron en llegar.

Pudo marcar Lanzini en el 54’, pero un paradón de Kepa lo evitó. También estuvo cerca Felipe Anderson con un disparo con rosca en el 56’, pero de nuevo el portero vasco llegó sin problemas para atajar. Y en el 63’, no fue necesario que interviniese Kepa, pero la tentativa de Creeswell desde fuera del área se marchó desviada.
Así que tras esos avisos infructuosos del conjunto visitante, el Chelsea volvió a ponerle algo de calma y sosiego al juego. Pero aún así, no se libró de un último susto, en el 82’, con un remate de cabeza de Arnautovic que se marchó fuera por poco.

Sea como sea, el West Ham perdonó, y como no podía ser de otra manera, el Chelsea se lo hizo pagar muy caro con el definitivo 2-0, obra de Hazard en el 90’ con un tiro cruzado desde el corazón del área para redondear su gran actuación.

Con los tres puntos logrados, el Chelsea llega hasta los 66, muy lejos de la lucha por el título que mantienen Liverpool y Manchester City, pero suficientes para ocupar el tercer puesto con 2, 3 y 5 puntos de ventaja respecto a Tottenham, Arsenal y Manchester United respectivamente. Eso sí, habiendo disputado un partido más que todos los citados. Los cuatro se repartirán cuatro plazas europeas: dos para la Champions y dos para la Europa League.