Open

Un solitario gol de Edinson Cavani, que cumplió su partido número 100 vistiendo la camiseta celeste, bastó para que Uruguay venciera a Gales 1-0, y se coronara campeón de la segunda edición de la China Cup, el torneo cuadrangular de naciones que el gigante asiático acoge desde 2017.

La final fue un partido donde los de Óscar Washington Tabárez mostraron una vez más que Uruguay no juega amistosos: un encuentro de gran calidad y tensión, donde el barcelonista Luis Suárez generó mucho peligro, con dos de sus lanzamientos se fueron al poste y se le anuló un gol por fuera de juego.

La estrella galesa, el madridista Gareth Bale, quedó bastante anulada por el marcaje de Diego Laxalt; y en el juego uruguayo brilló con luz propia el centrocampista de Boca Juniors, Nahitan Nández, que repartió juego y desquició la defensa de los "dragones rojos".

Para la segunda parte, Uruguay obtuvo finalmente fruto a un ataque dirigido por Godín, que culminó en una letal asistencia del Cebolla Rodríguez a Cavani, que marcaba sin oposición en el minuto 49.

El "Matador" sumó su gol 42 con la selección absoluta, con la que festejó su partido 100. Con la victoria, Uruguay sucede a Chile como campeón de la China Cup, que en sus dos ediciones disputadas ha mostrado el potencial del fútbol suramericano.