Open

Brasil no quiso sorpresas y evitó unirse a la lista de los campeones del mundo que están dejando mucho que desear en esta justa mundialista, de ahí la euforia que mostró Tite al momento del primer gol de la Canarinha, donde intentó correr al tiro de esquina para unirse al festejo de sus jugadores, pero la emoción más un ligero recargón de uno de los suplentes ocasionó que el estratega terminara su celebración en el suelo.

“Tendré que pasar pruebas, pero creo que me he roto ahí atrás. No sé si será una contractura, rotura o qué, pero da igual, el momento y la celebración lo merecía", comentó el timonel de la 'verdeamarela' en conferencia de prensa.

Por su cuenta, el atacante amazónico, Douglas Costa afirmó que con la victoria Brasil recupera la confianza y se quita la presión de encima además, de que se perfila de manera importante a los Octavos de Final.

“Como yo siempre lo digo, jugar en Brasil siempre tiene una presión, pero eso nosotros lo sabemos desde que nos estamos formando como jugadores, nacer en Brasil te exige que siempre juegues con presión, con esta victoria vuelve la confianza.

“La verdad es que cuanto más nos presionamos, nosotros jugamos mucho mejor, nosotros sabemos de eso, así que no importa la presión porque aún con ella nosotros sabemos jugar bien”, sentenció Costa.