Open

"Brasil, Alemania, España, Francia y Bélgica, aunque a Bélgica no se la nombra tanto. Esta selección tiene a muy buenos jugadores y la experiencia del último Mundial. Será un Mundial parejo", decía Messi en la entrevista que concedió al diario Sport hace algunos días a la hora de nombrar a las selecciones que lucharán por quedarse con el título en Rusia 2018. 

El delantero rosarino hablaba por la mayoría del ambiente futbolero. Tal vez por ser argentino, o por la floja campaña en las últimas Eliminatorias, Messi no incluyó entre las candidatas a su propia selección, finalista de Brasil 2014. Sin embargo, cuesta negar que Argentina también tenga razones para aspirar a levantar la Copa del Mundo el 15 julio. Sobre todo por tener precisamente entre sus filas al número 10 del Barcelona. 

Hay quienes se atreven a colocar en ese mismo pelotón a Portugal. No les falta verdad. Los lusos cuentan con un Cristiano Ronaldo en estado de gracia y son los vigentes campeones de Europa.  

Sin embargo, de todas esas selecciones, sólo ha podido vencer Francia en su partido debut. ¿Presión, paridad generalizada, casualidad? Los galos necesitaron de la tecnología en sus dos goles para vencer a Australia en el estreno mundialista, pero no fueron capaces de plasmar en el campo todo lo que insinuaba desde los apellidos la plantilla de Didier Deschamps. 

El resto de las candidatas dejó pasar la victoria. Primero fue España, que pese a jugar mejor que Portugal no pudo vencer en Sochi. Tres goles de Cristiano impidieron que La Roja se llevara lo que hubiera sido un justo triunfo sobre el conjunto que dirige Fernando Santos. 

La Argentina de Messi se cruzó con el muro islandés y, en Moscú, también dejó pasar una buena posibilidad de conseguir sus primeros tres puntos en la cita de Rusia. 

Ya en domingo, ni Alemania ni Brasil, tal vez las dos máximas favoritas junto con España, pudieron contar sus partidos por victorias. Los teutones cayeron inesperadamente contra México (0-1) y se sumaron a la lista de los campeones del mundo que debutan con derrota en el Mundial siguiente. 

Por último, la Canarinha de Neymar no pasó del empate con Suiza, pese a que empezó ganando gracias a un golazo del barcelonista Coutinho. 

Este lunes será el turno de Bélgica (vs. Panamá), un equipo que, como ya anticipó Messi, tiene motivos para soñar en grande pero que no cuenta con el cartel de favorito que sí llevan España, Brasil o Alemania.