Open

El último juego de la primera ronda se ha disputado. Senegal enfrentó a Polonia en el cierre del grupo H, donde Japón venció a Colombia sorpresivamente. 

Los africanos comandados por el jugador de Liverpool Mané, y la Polonia de Lewandowski buscarían sus primeros tres puntos. 

El juego en su primera parte se disputó en su mayoría en el mediocampo,  y el juego era interrumpido en varias ocasiones. Los equipos no hacían daño significativo en los arcos rivales. 

Mané recibió un pase y asistió Gueye que remató al arco, y para mala suerte de Polonia, Cionek desvió el disparo, pero la ingresó a su arco. Era el 1-0 a favor de Senegal que sorprendía a los europeos. 

Ya en la segunda parte el juego se volvió más intenso. Se empezaba a generar más peligro en los arcos. Lewandowski tuvo un tiro libre, pero el arquero de Senegal lo atajó con ambas manos. 

El 2-0 de Senegal vino de un error de Polonia, Krychowiak dio un pase atrás y Benderek y el arquero no se entendieron, y Niang, que recibía atención médica y le acababan de dar la autorización de ingresar al terreno de juego, aprovechó la desatención, globeó el balón ante Szczesny y el delantero quedó solo para anotar la segunda anotación para los africanos.

Polonia trataba de descontar, Milik tuvo la más clara tras recibir un pase de la muerte por la banda, pero su disparo se fue a la par del palo y no ingresó. 

Fue hasta el 85 cuando Krychowiak, de un tiro libre recibió un centro preciso en altura para cabecear y el jugador polaco no desaprovechó y marcó el descuento 2-1.

El encuentro finalizó 2-1 a favpr de Senegal y hace recordar a esa selección que en Corea-Japón 2002 llegó a cuartos de final y fue invicta en la fase de grupos.