Open

Miranda, Marcelo y Thiago Silva. La cinta de capitán en la Selección brasileña ya pasó por tres brazos en el Mundial Rusia 2018. Una estrategia creada por Tite para exaltar el espíritu de liderazgo de los principales equipos. La idea surgió en la época en la que fue entrenador de Corinthians, motivada por un problema disciplinar con el defensor Chicão.

Ídolo del Timao, el defensor estaba en baja en la recta final del Campeonato Brasileño del 2011 y, después de la dura derrota ante Santos por 3 a 1, en el Pacaembú, tomó conocimiento de que sería sacado como titular. Revolucionado, no quiso ser suplente en el partido siguiente, ante Sao Paulo, en el Morumbí, y pidió ser liberado de la concentración, lo que generó un fuerte cimbronazo en el vestuario.

Sin Chicão, enojado y a la vez criticado por sus compañeros, Tite eligió a Alessandro como nuevo capitán. En el club desde el 2008, el veterano lateral derecho siempre fue visto como uno de los principales líderes. Fue con el número 2 de capitán cuando Corinthians consiguió el título. 

Al comienzo del año siguiente, con el zaguero reintegrado y como titular, el entrenador resolvió rotar a los capitanes. Una actitud que, además de exaltar el liderazgo de sus jugadores, también sirvió para alejar diferencias entre los jugadores con más experiencias. De ahí en adelante, también fueron capitanes Paulo André, Fabio Santos, Danilo, Sheik y Liedson.

Desde junio del 2016, ya como entrenador de Brasil, Tite eligió a 16 jugadores como capitán. Quién más lo hizo fue Miranda que, contra Bélgica, por los cuartos de final del Mundial, vestirá la cinta por quinta vez:

Los capitanes de la Selección de Brasil:

Miranda - 5x
Daniel Alves - 4x
Thiago Silva - 3x
Marcelo - 2x
Neymar - 1x
Renato Augusto - 1x
Filipe Luís - 1x
Fernandinho - 1x
Philippe Coutinho - 1x
Gabriel Jesus - 1x
Paulinho - 1x
Casemiro - 1x
Marquinhos - 1x
Willian - 1x
Alisson - 1x
Robinho - 1x