Open

Néstor Pitana es sin dudas el argentino de mejor actuación en el Mundial de Rusia 2018. La FIFA lo designó por quinta vez para dirigir un encuentro y será nada menos que la final del mundo entre Francia y Croacia.

El camino del misionero en la Copa del Mundo comenzó en el partido inaugural entre Rusia y Arabia Saudita; continuó con Suecia - México y en octavos de final fue designado para Croacia - Dinamarca. Con el equipo de Jorge Sampaoli eliminado, se transformó en candidato a dirigir en instancias decisivas gracias al buen nivel que mostró y así lo eligieron para Francia - Uruguay, por cuartos de final. Al también ser designado para la final, alcanzará el récord que logró su compatriota Horacio Elizondo en Alemania 2006: arbitrar cinco partidos, entre ellos el primer encuentro y la final, recordada por el cabezazo de Zidane a Materazzi.

Por otra parte, teniendo en cuenta que ya estuvo a cargo de cuatro encuentros en Brasil 2014, Pitana se transformó en el árbitro argentino con más partidos mundialistas en toda la historia.

El oriundo de Misiones tuvo una carrera meteórica donde pasó de dirigir partidos del Federal C argentino en 2006 a la Primera División al siguiente año y a ser árbitro internacional en 2010. Dirigió Copa Sudamericana, Copa Libertadores, Final de Recopa Sudamericana, la Copa América de 2015, los Juegos Olímpicos 2016, el Mundial Sub 17 de 2013, la Copa Confederaciones 2017 y, la más importante, la Copa del Mundo de 2014.

Viendo los números de media que arroja Néstor Pitana, se observa que es un árbitro propenso al diálogo antes que amonestar. De hecho, ha enseñado 1636 amarillas en 342 partidos en todas las competiciones, lo que da a poco más de 4 amonestados por partido un número bastante bajo para el promedio. Por otro lado mostró 107 tarjetas rojas, 62 de ellas por doble amarilla y las 45 restantes de manera directa. Además sancionó un total de 77 penales.