Open

Se le marcan las venas en los gemelos. La camiseta parece a punto de explotarle. Es altísimo. Brazos gigantes. Pero Julio Baptista mantiene una fina manera de jugar al fútbol. Mueve la zurda con elegancia. Pasa las piernas por encima de la pelota con naturalidad. El brasileño se retiró hace ya más de dos temporadas y tiene 36 años, pero da la sensación de que podría seguir jugando al fútbol profesional. Quizás no en una de las grandes ligas, pero sí en algún otro mercado competitivo.

En una entrevista en el espacio que LaLiga expuso en Moscú, a unos pasos de la Plaza Roja, el brasileño compartió sus conocimientos con tranquilidad. Aunque no jugó ningún Mundial (en el 2006, Carlos Alberto Parreira se volcó por otros delanteros, como el joven Robinho, Fred y Adriano), sí participó de una Copa América con la Verdeamarela, y brilló. En el 2007, le marcó el primer gol en la final a la Selección argentina para decorar un 3 a 0 inolvidable para Brasil.

Tranquilo, dispuesto a escuchar, responder con tiempo y sin intención de ir atrás de grandes títulos o lanzar frases no del todo meditadas, Baptista analiza diferentes puntos interesantes. Sobre Neymar, Ronaldo, Mbappe...y más.  

-¿Se puede jugar al fútbol con tanta presión? ¿Es posible 'jugar' en una semifinal o final de un Mundial?

Siempre se puede jugar bien al fútbol, siempre. Lo que el entrenador consiga transmitir, todo el trabajo que venga haciendo y los jugadores entiendan bien qué es lo que hay que hacer en ese partido especifico. Los partidos cambian de uno a otro, no se juega siempre de la misma manera. El mensaje tiene que ser bien enviado por el entrenador y sí se puede jugar bien.

-¿Por qué algunos jugadores tienen facilidad para aparecer en esos momentos y otros no?

Son muchas casualidades que se dan, sobre todo si un equipo se vuelve muy defensivo, con líneas juntas, jugando siempre detrás del balón, queda un partido más feo y complicado de jugar. Cuando es un partido abierto, que los dos equipos proponen, se ve un partido diferente que los dos intentan, y para las estrellas hay un poco más de espacio, que hoy es lo difícil.

-Se conoció en estos días que alguien como Henry pudo enseñarle varias cosas a Lukaku; ¿tiene cosas para aprender un jugador que participa en las semifinales o la final de un Mundial?

Siempre un jugador está evolucionando hasta el fin de su carrera. Más un jugador como Lukaku, que cada día se ve menos, que es un delantero de área, que aguanta, choca, hoy en día se ven jugadores más veloces, rápidos, ha cambiado la forma de fútbol, pero los jugadores tienen que estar buscando mejorar, es muy importante para no quedarse atrás. Se ha visto muy bien y creo que ha evolucionado mucho.

Baptista es uno de los tantos exjugadores que la FIFA u otras federaciones invitan al Mundial para difundir un poco las marcas, jugar diferentes tipos de partidos, participar de eventos específicos. El brasileño tuvo algunas temporadas brutales en Sevilla que le dieron lugar en el Real Madrid. Allí, nunca se terminó de consolidar y más bien deambuló.  

¿Neymar disfruta de su momento?

Disfruta pero para él es un poco complicado. Es un jugador que las miradas siempre están puestas sobre él y todo sobre él se magnifica. Hace cualquier cosa y tiene una proporción mucho más grande. Tiene que estar atento y tomar cuidado porque hoy en día está todo controlado con cámaras y no se puede hacer nada.
¿Qué tan importante es la toma de decisiones en un jugador? Como Neymar que decidió irse del Barcelona al PSG

Todo en la vida tiene un principio, un medio y un final. Para él existió un principio que fue su formación con el Barcelona, que ha ganado muchos títulos. Llegó a uno de los mejores equipos del mundo, aprendió cómo se juega en Europa, consiguió cosas importantes. Pero él creyó que eso le bastaba para dar el paso siguiente y poder estar velando por lo que él quiere, que es intentar ser el mejor del mundo. A lo mejor él en Barcelona creía que no podía ser el mejor jugador del mundo y pienso que tomó la decisión de salir por eso. 

¿Es el mejor del mundo?

Todavía no, le queda trabajo por hacer. Pero si sigue trabajando duro sí puede llegar.

¿Por qué Ronaldo habrá tomado esa decisión? Estaba en uno de los más grandes del mundo y es un ídolo indiscutido. 

Etapas. Creo que los jugadores se mueven por desafíos y etapas. Cuando cree que su destino ha terminado es porque a lo mejor no visualiza más allá de que podría seguir haciendo más. Sale en un momento que no se puede decir nada. Ha ganado cuatro Champions League con el Madrid, tiene cinco Balones de Oro, entonces lo que ha conseguido en las diez temporadas es increíble. 

¿Mbappe es el mejor adolescente de la historia?

Creo que hay que tener cuidado con las informaciones que pasamos. Es un jugador muy joven y dependiendo de la información que demos eso gira al mundo y el jugador se lo puede creer. Hay que tener tranquilidad y pacienca porque han pasado muchos jóvenes muy buenos, como Pelé  o Ronaldo.

¿Ronaldo era mejor? 

Por algo le decían el Fenómeno, ¿no? Solamente con este tópico te digo que a veces no se pueden comparar ciertos jugadores. Pelé ganó tres Mundiales con Brasil, entonces hay que dar espacio, tiempo para que el jugador se vaya haciendo y no perjudicarlo y hacerle creer algo que aún no es.