Open

Las alarmas se encendieron en la selección de Bélgica, a pesar de la goleada por 5-2 ante Túnez, pues sus referentes al ataque como Romelu Lukaku y Eden Hazard terminaron lesionados por un problema en el ligamento externo del tobillo izquierdo y un golpe en la pantorilla, respectivamente.

Sin embargo, su director técnico Roberto Martínez no se mostró preocupado al término del partido, ya que aseguró que serán examinados, y a pesar de que su resultado sea satisfactorio, no los tomará en cuenta para enfrentar a Inglaterra en el último duelo del Grupo G.

“Por lo pronto, Lukaku será examinado y veremos cómo está, lo mismo sucederá con Hazard. Además de ellos Dries Mertens tiene un golpe, así que los evaluaremos y aunque se recuperen ninguno de los tres jugará el jueves ante Inglaterra en la última fase de grupos.

“Habrá muchos cambios porque tenemos una plantilla muy amplia y quiero dar minutos a jugadores que se merecen jugar un Mundial. En un torneo así vienen 23 jugadores muy buenos, por lo que habrá oportunidades para todos”, dijo el estratega al finalizar el encuentro ante Túnez.