Open

En una Copa del Mundo plagada de sorpresas como le está ocurriendo a Rusia 2018, no es de extrañar que la finalísima se juegue entre dos selecciones que nunca antes se hayan medido en una cita así en los Mundiales desde que en 1930 se disputara el primero en Uruguay.

La única opción que había de que se repetiera la final era en el caso de que Brasil hubiera seguido en el torneo y se hubiera medido a Suecia en Moscú, como en 1958. Tras la eliminación de la 'Canarinha' cualquier cábala nos lleva a dos finalistas inéditos.

De una parte en el cuadro están Bélgica y Francia; mientras que por la otra están Rusia, Croacia, Suecia e Inglaterra. Solo dos equipos que ya han sido campeones del mundo -Francia e Inglaterra-, seis candidatos y una final inédita.