Open

España se ha convertido en una de las grandes favoritas para llegar a la final del Mundial de Rusia 2018 y no lo ha hecho por el juego que ha mostrado en el torneo, sino por los cruces afortunados a los que hará frente en su cuadro.

'La Roja' tendrá que medirse a Rusia en octavos de final, la anfitriona que llega crecida pero que tiene mucho menos fútbol que el equipo de Hierro como se demostró en el amistoso disputado el pasado mes de noviembre en San Petersburgo. Con el VAR evitando posibles favores arbitrales a los organizadores, si España recupera su mejor nivel debe pasar a cuartos de final.

En cuartos de final, el rival sería Dinamarca o, más probablemente Croacia. El equipo de Modric y Rakitic ha jugado a gran nivel y ganó sus tres partidos en la fase de grupos. A nivel de nombres, España parece tener muchos más argumentos pero el conjunto ajedrezado está brillando como bloque y exigirá que España deje atrás los problemas en defensa de la primera fase desde De Gea a los centrales y sea mucho más efectivo en los metros finales ante una selección que sólo ha encajado un gol en tres partidos.

El rival de semifinales saldrá de entre Suiza, Suecia, Colombia, Inglaterra, sólo las dos últimas tienen estrellas a la altura de los Isco, Iniesta, Silva, Asensio, Saúl, Ramos o Piqué. Sin embargo, Colombia tampoco ha mostrado su mejor versión como grupo hasta ahora e Inglaterra tiene un equipo con mucho talento pero con mucha menos experiencia que España, con un once plagado de jugadores acostumbrados a jugar finales de la UEFA Champions League.

No obstante, Carvajal e Iniesta quieren descargar al grupo de presión y han dejado claro que no se confían ante estos rivales, a priori más sencillos. "No están los nombres de las grandes selecciones que se te vienen a la cabeza, pero para nosotros la final es el domingo contra Rusia", asegura el manchego.

De las grandes estrellas del panorama Mundial, sólo James y Falcao o Kane podrían interponerse en el camino de La Roja a Moscú. Mientras tanto, Messi y Argentina se medirán a la Francia de Griezmann, Pogba y Mbappe en octavos de final y Portugal con Ronaldo a la cabeza a la Uruguay de Cavani y Suárez y la Brasil de Neymar y Coutinho se ve las caras con México.

Es evidente que el favoritismo no asegura nada pero las grandes favoritas están destinadas a eliminarse entre sí y tras el turbulento arranque del Mundial que vivió España con la marcha de Lopetegui, la suerte ha empezado a cambiar y presenta un camino asequible hasta Moscú.