Open

La selección de Corea del Sur empató a cero ante Bolivia en un amistoso previo al Mundial de Rusia en el que puso el juego y las ocasiones, pero no pudo derrotar al combinado boliviano.

Los surcoreanos desplegaron su velocidad ante la Verde, en el duelo disputado en la ciudad austríaca de Innsbruck, pero los sudamericanos resistieron serios en defensa sin apenas contraatacar.

El primer tiempo estuvo dominado por los asiáticos, con Bolivia prácticamente en su área ante el empuje de los tigres de Asia, que en los primeros diez minutos tuvieron remates consecutivos de Jung Woo-Young, Kim Shin-Wook y Kim Young-Gwon.

Los bolivianos apenas tuvieron oportunidades, tan solo alguna de Leonel Justiniano, que salió cerca del palo derecho, con un equipo suramericano que desplegó un centro del campo muy diferente al de su anterior duelo amistoso contra Estados Unidos hace poco más de una semana.

Al borde del descanso, primero el capitán Ki Sung-Yueng, que milita en el Swansea City de la Premier League, y luego Kim Shin-Wook, en remates fallidos, reafirmaron el dominio coreano ante una Verde, que defendía con orden pero apenas salía con el balón jugado hacia el arco contrario.

Sin embargo, en el segundo tiempo los de Daniel Farías, que sustituyó en este encuentro a su hermano César, mostraron más empuje, buscando más profundidad en su juego, con incursiones de Justiniano o Saucedo, y contrarrestando la velocidad que los surcoreanos.

Los guerreros de Taeguk, que en Rusia están enclavados en el grupo de Alemania, Suecia y México, no perdían el control del juego pese a los intentos de los bolivianos de salir con más intensidad.

Corea del Sur encara su próximo partido preparatorio el domingo ante Senegal, otro país mundialista, mientras que Bolivia lo hace también en Austria el sábado frente a Serbia.