Open

Perú regresó a este ansiado torneo 36 años después. Y su debut ha sido frente a la dura selección de Dinamarca.

El juego inició con gran intensidad, el dominio era de Perú que tuvo los acercamientos más peligrosos. Conforme fueron pasando los minutos, Dinamarca emparejó el encuentro. Y se aproximó con peligro.

Para mala fortuna de los daneses, Kvist salió lesionado del encuentro apenas en la primera parte. A poco de terminar el encuentro en el primer tiempo, Cueva fue derribado en el área y el árbitro marco el penal verificando el VAR.

Cueva fue el encargado de disparar, pero su remate se fue muy arriba del arco. El jugador peruano salió en llanto en la primera parte.

Ya en la segunda parte Dinamarca se asentó más en el campo. Aún así Perú se acercaba con más peligro, en una serie de rebotes los sudamericanos no lograron empujar el balón.

Dinamarca fue quien anotó primero, un contragolpe donde Ericksen asistió con exactitud a Poulsen, el danés definió al primer palo tras la salida del arquero. Era el 1-0 para los europeos.

Con el marcador en contra llegó al terreno Paolo Guerrero para buscar el empate, el veterano cabeceó a la portería, pero no pudo anotar. Perú quería el empate y seguía buscándolo, eran más los sudamericanos. Guerrero nuevamente con un taconazo estuvo a nada del empate. Y otro disparo que el defensa danés sacó de la línea.

Sin embargo también Dinamarca tuvo para ampliar el marcador en dos ocasiones, pero el arquero peruano no permitió que su arco se venciera con una gran atajada. El juego finalizó 1-0  a favor de Dinamarca.