Open

Alemania está contra las cuerdas. La actual campeona del mundo necesita vencer urgentemente para no complicarse más la vida en el último partido del Grupo F ante la República de Corea.

La derrota en el primer encuentro ante México hizo saltar las alarmas sobre la Mannschaft e hizo recordar a Francia en Corea y Japón 2002, Italia en Sudáfrica 2010 o España en Brasil 2014, selecciones campeonas del mundo que fracasaron cuatro años después.

Las sensaciones de los de Joachim Löw ante el Tri no fueron buenas y tendrán que reencontrar su juego ante Suecia este sábado para no ser otro de los combinados que fracasaron inmediatamente después de levantar el trofeo más prestigioso del fútbol mundial.

Ante sí tendrá a Suecia, quien también consiguió vencer en el primer encuentro del grupo ante la República de Corea y que lograr una victoria más supondría la virtual eliminación de Alemania y su clasificación a octavos de final.