Open

La campeona del mundo Alemania se enfrentó este medio día a su similar de Suecia, en un partido donde los teutones tenía la obligación de ganar ya que de perder comprometían su pase a siguiente ronda, mientras que para Suecia el triunfo le daba seis puntos y la posibilidad de ir asegurando su boleto.

Los primeros diez minutos fueron de mucha intensidad por parte de Alemania, quien llevaba peligro constante al arco rival, mientras que Suecia apelaba a alguna jugada de contragolpe para inquietar el arco de Neuer.

Suecia se fue sintiendo más como en la cancha y sobre los 32 minutos una jugada de contragolpe y un centro al área preciso le permitió Toivonen controlar de pecho y tocar la pelota por arriba del arquero alemán para que con un “sobrerito” decretara el 1-0 para los suecos.

Alemania con la desventaja adelantó sus líneas y en el cierre del primer tiempo presionó el arco rival, creando un par de ocasiones que exigieron a la defensa y al arquero, quienes lograron evitar la caída de su arco antes del descanso.

Para la segunda mitad como se esperaba, Alemania salió a buscar el empate desde el inicio, algo que logró a los 47 minutos en una jugada por la izquierda donde Werner centró al área donde la defensa sueca no pudo despejar y apareció Reus para mandar la pelota al fondo al rematar con la rodilla y decretar el 1-1.

Con el empate Alemania tomó el control del balón y sus llegadas con peligro al arco rival eran cada vez más constantes, pero no contaba con la fortuna de poder conseguir el segundo tanto que lo pusiera en ventaja.

El tiempo seguía su marcha y los alemanes seguían sufriendo en la cancha al no poder encontrar el descifrar el muro sueco, que con el empate se defendía de buena forma, sumado a que faltando 8 minutos los teutones se quedaban con diez hombres tras la expulsión de Boateng por doble tarjeta amarilla.

En los minutos finales el arquero sueco se convirtió en figura al atajar de buena forma varias llegadas de los alemanes, pero no lo logró sobre los 94 minutos cuando en una jugada de táctica fija Toni Kroos lo sorprendiera con un potente remate que se coló en el segundo palo para el poner el 2-1 y darle el triunfo y vida a los alemanes a falta de una jornada.

Con este resultado el grupo queda al rojo vivo ya que México, Suecia y Alemania se pelean los dos boletos a la siguiente fase en la última jornada, donde los aztecas llegan con 6 puntos pero se enfrenta a Suecia que tiene 4, mientas que Alemania con 3 se mide a la ya eliminada Corea.