Open

Decenas de aficionados polacos y senegaleses protagonizaron una riña dentro de un bar de Bélgica, mientras veían el partido entre sus selecciones correspondiente al Grupo H de la Copa del Mundo de Rusia 2018.  

Polonia perdió sorpresivamente 1-2 ante Senegal, situación que causó molestia en los seguidores europeos, quienes debido a su frustración y enojo comenzaron a agredir a los aficionados africanos con sillas, mesas y todo lo que tenían a su alcance.  

Hasta el momento existen tres versiones distintas: la de los encargados del local, la de los policías y la de los medios de comunicación; sin embargo, todas las fuentes coinciden en que afortunadamente no hubo pérdidas humanas.  

Un portavoz de la policía local aseguró que este incidente dejó a una persona herida, pero que no se realizaron arrestos. El periódico Gazet van Antwerpen citó al cuerpo policiaco diciendo que en el enfrentamiento estuvieron involucradas alrededor de 40 y 50 personas.  

Por otra parte, el gerente del bar, Johan Peeraer, señaló a ese mismo diario que 100 polacos y 30 senegaleses estaban viendo el partido y que después de discutir verbalmente “comenzaron a gritar y poco después la gente comenzó a tirar las sillas”.