Open

Liverpool no puede levantar cabeza en la Premier League. El equipo de Jurgen Klopp sumó su sexta derrota consecutiva en Anfield tras perder 1-0 ante Fulham por el gol de Mario Lemina.

El campeón contó con una nueva delantera desde el inicio, con Diogo Jota y Xherdan Shaqiri acompañando a Mohamed Salah, pero no mostró resultados. El equipo recién ascendido dominó durante la primera mitad y tuvo premio antes del descanso.

Después de desperdiciar varias ocasiones en los primeros 45 minutos, los Blancos abrieron el marcador en la última jugada con un derechazo cruzado de Lemina que venció la estirada de Alisson Becker.

Liverpool reaccionó en el comienzo de la segunda mitad y Jota exigió una respuesta fantástica de Alphonse Areola con remate potente de pierna derecha. Sin embargo, el envión de los locales careció de profundidad en los minutos siguientes y Klopp decidió incluir a Sadio Mané en lugar de Georginio Wijnaldum.

El senegalés le brindó más peso ofensivo al cuadro local y estuvo cerca de alcanzar el empate a los 70' con un cabezazo bombeado que rebotó en el poste derecho. 

Luego Shaqiri tuvo su chance desde el borde del área y la pelota salió ligeramente desviada del palo izquierdo.

Fulham aguantó los embates hasta el pitazo final y se quedó con tres puntos de oro en su lucha por no descender, mientras que Liverpool sumó su sexta derrota consecutiva en Anfield y cayó al séptimo puesto de la Premier con 43 puntos.