Open

Fútbol Italiano

Atalanta venció a la Lazio y avanza en la Copa

27/01/21 - 13:43
El recuerdo a la hora de saltar al campo de juego era inevitable. La Coppa Italia...

El recuerdo a la hora de saltar al campo de juego era inevitable. La Coppa Italia, como en la final de la edición 2018/19, volvía a poner cara a cara a Atalanta y a Lazio. Aunque esta vez, los ganadores fueron los de Bérgamo: se tomaron la vendetta gracias al 3-2 frente a los Biancocelesti y avanzaron a las semifinales.

Los dirigidos por Gian Piero Gasperini jugaron un primer tiempo intenso, que fue golpe por golpe y en el que fueron los primeros en inaugurar el marcador. El albano Berat Djimsiti se interpuso al despeje de un marcador rival en el área chica, tras una acción originada desde el corner, y desató el festejo a los 6 minutos.

El kosovar Vedat Muriqi fue el responsable de anotar a los 16' mediante un impecable cabezazo en retroceso y luego del largo envío desde la banda izquierda por parte de Francesco Acerbi.

Una recuperación en el mediocampo vio a Acerbi correr hacia el área, amagar el remate para dejar desairado al marcador argentino José Palomino y definir de derecha para poner en ventaja a quienes vistieron de verde fluor a los 33'.

El local tuvo capacidad de reacción en el Atleti Azzurri d'Italia y, a los 36', el colombiano Luis Muriel maniobró en el sector izquierdo del área rival y, tras un doble enganche, asistió al ucraniano Ruslan Malinovskyi, se tomó su tiempo y envió el balón al fondo del arco.

El complemento fue de sensaciones encontradas para el dueño de casa a partir de la expulsión de Palomino y el inmediato gol del ruso Aleksei Miranchuk, beneficiado por la recuperación y asistido por el propio argentino Cristian Romero.

En los pies de Duván Zapata estuvo la chance para sentenciar la historia, pero su disparo cruzado encontró la estirada de Pep Reina para quedarse con la pelota.

Los minutos siguientes tuvieron posturas claras: Atalanta esperó alguna oportunidad de contra y Lazio acechó con fuerza, aunque no pudo concretar las chances generadas por Muriqi.

​Los de Gasperini avanzaron y ya están entre los cuatro mejores de la competición (espera por Napoli o Spezia), en busca de un trofeo que solamente ganaron una vez en su historia (1963).