Open

Liga Española

Zidane lo volvió a hacer en el Madrid

16/07/20 - 16:35
Cuando Zinedine Zidane ganó todo en su primera etapa como técnico de Real Madrid...

Cuando Zinedine Zidane ganó todo en su primera etapa como técnico de Real Madrid, el papel del francés pareció quedar en un segundo plano por contar con uno de los mejores planteles del mundo, en el que sobresalía la presencia del portugués Cristiano Ronaldo.

Esta vez, sin embargo, luego de que el conjunto merengue obtuviera su segundo título esta temporada con la obtención de La Liga 2019/20 -ganó la Supercopa de España en enero-, tras vencer por 3-1 a Villarreal este jueves, todos los focos deberían recaer en el técnico.

Sin dudas que Zizou ha hecho uno de sus mejores trabajos -pese a que ganó antes tres Champions en fila- y se alzó como uno de los mejores del mundo en su puesto. En esta oportunidad, los medios no pueden dejarlo de lado: Cristiano Ronaldo está en Turín, bastante lejos de la capital española.

El estratega galo fue la cabeza de un equipo que es cierto que tuvo a un Karim Benzema intratable en la segunda parte de la temporada y a un Sergio Ramos que empujó a su equipo en la parte más trascendental de la campaña tras la vuelta del fútbol. Pero Zidane es el arquitecto de un Madrid que se distanció de viejos demonios y supo finalmente cortar con la hegemonía de Barcelona en La Liga.

Y Zizou también mostró personalidad para tomar decisiones importantes. El francés dejó en el banco y sin minutos de juego a dos zurdos talentosos como el galés Gareth Bale y el colombiano James Rodríguez. 
¿La suerte? Tampoco lo acompañó.

Eden Hazard llegó a comienzo de temporada y fue etiquetado como el posible sucesor de Cristiano en la banda izquierda del ataque. ¿El resultado? Buenos rendimientos pero esporádicos, que fueron mermados por las sucesivas lesiones del ex Chelsea.

En cambio, lo que se vio del Madrid fue uno de los equipos más solidarios del fútbol europeo, con una defensa más que sólida -y un arquero en Thibaut Courtois que volvió a ser el de antes-, un mediocampo que se rejuveneció con la presencia del uruguayo Federico Valverde y un ataque que aprovechó la delicadeza técnica de Benzema para no dejar chance sin convertir.

Todos esos condimentos llevaron al Merengue a un nuevo título de Liga, el segundo que gana Zidane como técnico de la Casa Blanca, que hasta le permite soñar, por qué no, con un futuro aún más prometedor.