Open

Liga Española

Valverde prepara su once sin Messi

12/08/19 - 16:41
"Es difícil que Messi esté el domingo". Fue la última frase que dijo Ernesto Valverde en el Michigan...

"Es difícil que Messi esté el domingo". Fue la última frase que dijo Ernesto Valverde en el Michigan Stadium después de una pregunta postrera de un periodista estadounidense que, como otros cuantos, tienen la sospecha de que la lesión del argentino no es para tanto y de que se ha borrado de la gira estadounidense recién acabada. Pero viniendo de quien viene, alguien tan prudente como el entrenador del Barcelona, es fácil adivinar que Messi, lesionado en el sóleo en su primera sesión del curso, no estará el próximo viernes en San Mamés.

Valverde ya anunció en la previa del partido de Ann Arbor ante el Nápoles que el retrato general del equipo tendría mucho que ver con el que se verá en la primera jornada y así será. La defensa, con Semedo, Piqué, Lenglet y Alba, estuvo impecable. El Nápoles, sin Milik ni Insigne de salida, eso sí, casi no inquietó a Ter Stegen en casi todo el partido. La delantera, ausente Messi, tampoco tiene misterio: Dembélé, Suárez y Griezmann empezarán La Liga como titulares. 

La incógnita está en el centro del campo y lo cierto es que Sergi Roberto y Aleñá se lo pusieron difícil al Txingurri ante el Nápoles con un partido convincente en el que mezclaron muy bien con De Jong y mostraron dinamismo y frescura, algo que últimamente se echa de menos en un Barça más burocrático. Aun así, los favoritos son Busquets, Rakitic y De Jong, que jugaría como interior para proteger el estatus de Busquets. Así pues, el once con más opciones de empezar LaLiga en San Mamés sería el formado por Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Alba; Busquets, De Jong, Rakitic; 

Dembélé, Suárez y Griezmann. Si Messi tiene buenas sensaciones durante la semana, podría viajar pero empezaría LaLiga como suplente.

El once sólo está en riesgo si el mercado enloquece esta semana y Rakitic y Dembélé se ven envueltos en la operación Neymar. A día de hoy, no parece sencillo, pero en el Barça nadie ha cerrado la puerta a la salida de ningún jugador aunque todos, en principio, quieren seguir formando parte de la disciplina azulgrana.