Open

Liga Española

Ni Neymar, ni Villa ni Pedro: por qué Suárez ya es el mejor socio de Messi

02/02/18 - 17:13
Hay jugadores que se llevan bien porque sus características adentro...

Hay jugadores que se llevan bien porque sus características adentro del campo de juego tienen el mismo ADN. Hay otros, como Messi y Suárez, que se atraen desde todos los conceptos. La amistad afuera de la cancha, la necesidad de agruparse adentro. A esta altura, lo de ellos ya es una obsesión. Una energía, una empatía que el contexto ayudó a hacer más evidente. El uruguayo y el argentino siempre se buscaron. Ahora, con el nuevo esquema de Valverde, en el que se protege un poco más con cuatro mediocampistas (Iniesta, Busquets, Rakitic-Paulinho) y le cede más espacio a los dos de arriba, la dupla tomó más vuelo que nunca. 

Hay que mirar el cuarto gol del Barcelona ante el Betis, por la 20° jornada de LaLiga. A Suárez le quedó picando el balón casi en la mitad de la cancha. Y no dudó: media vuelta a Messi, que corría al vacío. La resolución terminó siendo mágica, con la Pulga dejando en el camino a dos y tocando con suavidad a un costado. Pero todo nació de un concepto. La idea de Suárez de que nada podía ser mejor que la posesión la tuviera el 10.

Esa forma de jugar determinó no sólo a la que es probablemente la dupla más desequilibrante del fútbol mundial (entre los dos llevan 45 tantos en la temporada 2017/18; sólo superados por Cavani-Neymar, que cuentan con 53). En la historia de la era Messi, Luis Suárez ya está asentado como la mejor dupla que tuvo el argentino. Según los datos de Opta, ni los números de Neymar, Pedro, Villa o Eto'o están a la altura. 

Desde su llegada al Barcelona, en el 2014, Luis Suárez marcó 101 goles en LaLiga, con 47 asistencias. De esas, 20 fueron de Messi. La empatía es mutua: el 9 de la Selección del Maestro Tabárez le otorgó 21 asistencias a la Pulga. Ninguna dupla de ataque le dio tantos pases-gol como el uruguayo. Junto a Dani Alves, con el mismo número, son los que más veces habilitaron al argentino en LaLiga.

¿Quién aparece en el segundo lugar de la lista de máximas asistencias a Messi? Pedro, que vistió la camiseta del Barcelona desde el 2007 hasta el 2015, con 18. La cuestión con el español es que no parece tener la misma variable con respecto a la cantidad de cortesías que el argentino le cedió: 14 pases gol. Si se aprecian los números, el ahora extremo del Chelsea, que se enfrentará al Barcelona en los octavos de final de la Champions League, es probablemente una de las mejores sociedades del argentino. De hecho, es quien tiene el segundo mayor porcentaje de pases de la Pulga en sus goles, con 24,1% (para tener una referencia, Suárez promedia 20.8%, Zlatan Ibrahimovic 18.7% y Neymar 17.6%).

Pero Suárez, a la larga, termina estando un paso adelante de todos: la dupla Messi-Suárez tiene 77,60% de victorias juntos, mientras que la de Pedro-Messi está un poco más abajo, con 75,60%.

Otro de los importantes al lado de Messi fue, sin dudas, Neymar. El brasileño, que llegó al club en el 2013 y partió en el 2017 a PSG, hizo 68 goles en LaLiga. De esos tantos, 12 fueron gracias a pases de Messi, mientras que él asistió al argentino en 14 oportunidades. 

Los números de David Villa (2010-2013) no son para ignorar. El centrodelantero hizo 33 goles en LaLiga con la camiseta del Barcelona. De esos tantos, cuenta con el porcentaje más alto de habilitaciones de Messi si se los compara con sus 'competidores' por ser el socio ideal: 30.3%. La diferencia es que el Guaje sólo le dio 8 habilitaciones al argentino. 

Lo de Ronadinho (2003-2008) quizás no merezca ni mención; cuando uno empezaba, el otro se iba. De hecho, el argentino nunca asistió al brasileño. Dinho sí le dio cinco pases a la Pulga. Eto'o (2004-2009), por su parte recibió 13 pases del argentino pero sólo le dio cuatro.

Pero la diferencia la sigue estableciendo Suárez. Primero, porque a los dos les quedan juntos al menos hasta el 2021. Segundo, porque cada vez parecen más afinados (el centro de Messi ante Valencia, en las semifinales de la Copa del Rey, fue la prueba más reciente). Sin Neymar y con la idea de la MSN afuera del paradigma, ni la llegada de Coutinho, el fichaje más caro de la historia del club, parece poder romper con la pareja. El uruguayo ya es el mejor socio de la historia de la era Messi. Y todavía le queda bastante para hacer más diferencia.