Open

Liga Española

Lopetegui espera con ansias a Marcelo e Isco

15/10/18 - 10:04
El 25 de septiembre un contratiempo inesperado provocó, sin que nadie lo advirtiera a primera vista, que la nave blanca empezara poco a poco a zozobrar...

El 25 de septiembre un contratiempo inesperado provocó, sin que nadie lo advirtiera a primera vista, que la nave blanca empezara poco a poco a zozobrar. Aquel martes Isco acudió a Valdebebas a entrenar aquejado de fuertes dolores abdominales.

Los servicios médicos del Madrid le llevaron al hospital, donde fue diagnosticado e intervenido de una apendicitis aguda. El pronóstico, un mes de baja. Las consecuencias, terribles para su equipo.

El último partido de Isco antes de la operación fue el Madrid-Espanyol de la quinta jornada de Liga, duelo que se apuntaron los blancos no sin sufrimiento (1-0). Desde entonces el Madrid suma cuatro partidos sin conocer la victoria y sin ver puerta.

La ausencia del malagueño, esencial en el engranaje táctico de Lopetegui por su versatilidad para rendir en diversas posiciones del centro del campo y la delantera, ha dejado un vacío que el equipo no ha sabido contrarrestar y que le está penalizando mucho.

Contra el Sevilla, el Madrid echó de menos su pausa para atemperar el ímpetu de su rival y generar líneas de pase para sus compañeros. En los duelos frente al Atlético (0-0), CSKA (1-0) y Alavés, el cuadro de Lopetegui extrañó su inventiva y su calidad para crear fútbol en espacios reducidos contra defensas cerradas.

Si a su baja se le añade la ausencia de Marcelo y de sus genialidades ofensivas, el poderío atacante del Madrid parece haber quedado reducido a cenizas. La falta de gol es síntoma de ello.

Sin el brasileño, señalado injustamente como responsable de la endeblez defensiva de su equipo, el Madrid es un equipo mucho más previsible y fácil de desactivar. 

Si los pronósticos que auguran un mes de baja para Isco se cumplen en los plazos establecidos, el malagueño -sin apenas rodaje, eso sí- estaría disponible para Lopetegui de cara al trascendental Clásico del Camp Nou del próximo día 28 de octubre.

El que sí estará a las órdenes de Lopetegui más pronto que tarde es Marcelo, que cayó lesionado en la segunda parte del fatídico duelo contra el Sevilla.