Open

Liga Española

La operación renovación en el Barcelona

16/08/20 - 10:20
La humillación y el bochorno ante el Bayern en Lisboa (2-8) tendrá consecuencias en la plantilla azulgrana...

La humillación y el bochorno ante el Bayern en Lisboa (2-8) tendrá consecuencias en la plantilla azulgrana: salvo contadas excepciones, todo el equipo está ya en el mercado. La deshonra sufrida en el partido de la Champions League ha cuestionado el estatus de “intocables” que tenían varios jugadores, ganado a pulso a base de años, partidos y títulos, pero perdido por los repetidos y sonoros fracasos europeos. A la directiva no le temblará el pulso a la hora de abrir la puerta de salida para iniciar una profunda y necesaria renovación. Además, necesita dinero.

Se trabaja en la idea de que se escucharán ofertas por cualquier futbolista de la plantilla, aunque con excepciones. Ter Stegen, Lenglet, De Jong y Messi son los únicos que no contarían con luz verde para salir por considerarse todavía con recorrido en el equipo. El meta alemán es indiscutible desde hace años en el marco; el defensa galo y el centrocampista neerlandés fueron fichajes estratégicos y no está amortizados y el capitán, obviamente, es un caso aparte.

Los jugadores que no tendrían futuro en el Barça son Neto (el segundo meta será un canterano), Umtiti (no se le perdona que no quisiera operarse), Junior (costó 12 millones y no ha aprovechado las oportunidades), Rakitic (no se le perdona que no aceptara salir el pasado verano), Rafinha (ha sido cedido en tres ocasiones), Vidal (queda libre en 2021), Coutinho (el fichaje más cara de la historia del Barça, una ruina económica), Braithwaite (se quiere recuperar lo invertido, 18 millones) y Arthur (tasado en 72 millones y ya jugador de la Juventus).

Podrían salir también futbolistas con una extensa trayectoria en el Barça, caso de Piqué y Busquets, en el equipo y prácticamente jugándolo todo desde la temporada 2008-09. También Jordi Alba, sin competencia en el carril izquierdo desde el curso 2012-13 y Suárez (33 años e intocable desde hace seis temporadas).

​También se estudiarían ofertas por Semedo, Griezmann y Dembélé, jugadores que no han ofrecido el rendimiento esperado después de abonar por ellos verdaderas fortunas. Igualmente, Sergi Roberto tendría la puerta abierta pese a tener contrato hasta junio de 2022. La idea es dejar espacio a la gente que sube y debe tomar el relevo, concretar el cambio generacional.