Open

Liga Española

El Madrid remonta en casa ante la Real Sociedad

23/11/19 - 17:24
Real Madrid mantiene el pulso en cabeza con el Barcelona tras confirmar...

Real Madrid mantiene el pulso en cabeza con el Barcelona tras confirmar su buen momento con una remontada ante la Real Sociedad (3-1) con Luka Modric como gran protagonista con dos asistencias y un gol, el día que la afición del Santiago Bernabéu castigó el comportamiento de Gareth Bale con una pitada histórica.

El duelo respondió al buen futbol que se le presuponía. La Real Sociedad mostró en el primer acto su buen gusto con un puñado de futbolistas que dan el mejor trato al balón y que no se amilanaron en el Santiago Bernabéu. Obligaron al Real Madrid a mejorar su imagen con el paso del partido. Le impidieron reservar fuerzas para el gran enfrentamiento europeo ante el PSG.

Celebraba Thibaut Courtois la mejor de sus marcas desde que llegó al Real Madrid, 535 minutos sin encajar un gol. Superar a Keylor Navas para su orgullo dañado por la sombra de la duda que le acompañó, cuando Sergio Ramos detuvo la cuenta por un grave error. En la salida del balón, pegado a la banda izquierda, no miró antes de ceder el balón a su portero. No vio la posición de Willian José, que encaró al belga y sacó provecho de que fuese rápido al suelo para marcar a placer. 

Por primera vez en la temporada una acción a balón parado acababa en la red. Al 37', Modric la ponía perfecta y Benzema, el gran referente, entraba con todo para inventar un recurso con el hombro y extender su idilio con el gol. Fue el punto de inflexión del partido. Dio paso a las oleadas blancas en el mejor momento de Remiro en el partido.

La búsqueda encontró el premio devolviendo el golpe tempranero a la Real. Nada más iniciarse el segundo acto, en el minuto 48, Modric dejaba el balón en la frontal a la llegada de Valverde que probaba suerte y la encontraba. Su disparo golpeaba en Oyarzabal y desviaba la dirección para consumar la remontada.

El partido estaba roto y Bale sacó provecho de sus virtudes. Explotó su velocidad aislándose del ambiente en su contra. Falló una clara y puso el balón que mató Benzema y lo reventó de zurda Modric para firmar su reivindicación el día que descansó Kroos.