Open

Fútbol Español

El Barcelona vuelve a dejar dudas en casa

29/12/20 - 15:22
Barcelona transitó por un partido entre fallos y ambición por la victoria...

Barcelona transitó por un partido entre fallos y ambición por la victoria, por lo que estas intermitencias lo llevaron a rescatar apenas un empate 1-1 en el Camp Nou ante Eibar, en su última presentación de 2020 en el marco de La Liga. Lo hizo con Lionel Messi siguiéndolo desde las gradas, recién aterrizado en suelo catalán.

El equipo culé parecía iniciar de modo alentador a partir del penal cometido sobre Ronald Araújo en la búsqueda del balón por parte de dos marcadores visitantes, que finalmente terminaron golpeando al uruguayo. Con la ayuda del VAR, el árbitro señaló el punto del penal.

Martin Braithwaite fue el encargado del disparo a los 7 minutos, pero el mismo fue defectuoso: el balón se marchó desviado del poste derecho. Más tarde, una habilitación de Junior Firpo dejó al danés cara a cara con el arquero serbio Marko Dmitrovic y, esta vez, no perdonó. Sin embargo, el referee revisó la acción con la tecnología y anuló el gol por un leve fuera de juego.

El conjunto vasco tuvo sus aproximaciones que mantuvieron expectantes a los locales y una de ellas fue mediante el potente remate de tiro libre a distancia del polaco Damian Kadzior, que arrojó un rebote de Marc-André ter Stegen que la defensa alcanzó a despejar.

Con el ingreso de Ousmane Dembélé, los de Ronald Koeman ganaron en intensidad y peligro en ofensiva, aunque el francés desperdició una clara oportunidad en el mano a mano con el guardameta visitante (el rebote quedó para Frenkie de Jong, pero le dio un pase al arquero).

Inmediatamente, Araújo fue protagonista de una mala salida, perdió la pelota y Kike García estuvo atento para llevársela y ajusticiar al portero alemán del cuadro blaugrana.

El Barça acusó el golpe y siguió, insistente, en busca de su primer tanto del encuentro. El mismo llegó gracias a la escalada de Junior Firpo por derecha, cuyo centro raso cruzó toda el área y encontró a Dembélé para que éste anotara con su pierna derecha.

La continuidad del partido demostró que Braithwaite no estaba en su día: un centro al área mostró el intento de despeje de Dmitrovic y, en plena área chica, el balón dio en el de Dinamarca. Con el arco completamente libre, el rebote salió fuera de la cancha.

Philippe Coutinho (salió lesionado), Pedri y Trincao contaron con ocasiones para convertir y desnivelar, pero la ambición por ganar sumado a la desesperación- no pudo ser capitalizada. Barcelona le baja la persiana al año con 25 puntos en 15 jornadas y retomará con su cruce del próximo 3 de enero en casa de Huesca.