Open

Liga Española

Apurado triunfo del Atlético sobre el Levante

04/01/20 - 16:22
El Atlético de Madrid reafirmó su reacción ante el Levante, al que doblegó con goles del argentino Ángel Correa...

El Atlético de Madrid reafirmó su reacción ante el Levante, al que doblegó con goles del argentino Ángel Correa y del brasileño Felipe Monteiro, pero sobre todo con una parada final de Jan Oblak, para volver al podio de La Liga.

A la espera de versiones más concluyentes y desafíos mayores, el primero la próxima semana en la Supercopa de España en Arabia Saudi, fue una victoria práctica en el estadio Wanda Metropolitano, con la que superó al Sevilla en la clasificación por mejor de diferencia de goles y con la que no pierde de vista al Madrid ni al Barcelona.

No lo fue en la primera ocasión, ni siquiera con el primer minuto aún cumplido, cuando ni Correa, ni Joao Félix, ni Saúl descubrieron el gol en tres remates seguidos dentro del área, pero sí en la segunda, al borde del cuarto de hora.

Un golazo. Desde la izquierda y del envío alto y profundo de Thomas a la esquina derecha, al centro de primeras de Trippier y al remate, de primera también, de Correa.

No fue definitivo el 1-0, como tantas otras veces. Necesitó más. Lo comprobó de inmediato, casi a la siguiente jugada, con el 1-1 del Levante.

Hubo algo de despiste defensivo, pero también una ejecución compleja que pareció tan simple por la habilidad de los dos protagonistas. 

Sólo dos toques para el 1-1. Y sólo dos minutos más para el 2-1. Porque el Atlético contestó con celeridad y con el poder aéreo, también ofensivo, del brasileño Felipe. 2-1. Minuto 18.

En el segundo tiempo, el encuentro se movió en una indefinición, por momentos incertidumbre, que ni consolida al ganador ni desenfoca al perdedor parcial; en este caso el Levante, que incluyó en el campo a Morales en el descanso, que nunca desistió y que insistió en la igualada con más intenciones que ocasiones.

Hasta que exigió la intervención de Jan Oblak, en el minuto 83' y en el 93', con dos remates incontestables, menos para la sensacional respuesta del portero esloveno, que retuvo el triunfo del Atlético, reafirmado a golpe de resultados, lo esencial hoy por hoy.