Open

Champions League

Real Madrid gana y clasifica como primero de grupo

09/12/20 - 16:25
El suplicio terminó. Llegaba en una situación inédita, con la chance de marcharse rápido de la UEFA Champions League...

El suplicio terminó. Llegaba en una situación inédita, con la chance de marcharse rápido de la UEFA Champions League, pero Real Madrid se encargó de disipar las dudas, exhibir personalidad y asegurar su pase a octavos de final como líder del Grupo B con su victoria 2-0 sobre Borussia Mönchengladbach.

Para esta conquista en el Alfredo Di Stéfano de Valdebebas, Karim Benzema volvió a demostrar que es el mejor del equipo. Con sus goles y la combinación en la ofensiva, el francés fue quien motorizó al cuadro merengue al título en La Liga en julio pasado y, este miércoles, su grito por duplicado le dio alivio a los suyos.

Con la convicción de que debían ganar para no depender de nadie, los de Zinedine Zidane controlaron el balón y fueron en busca de la victoria. El primero llegó a partir de un preciso centro desde la derecha enviado por Lucas Vázquez y que el 9 galo se encargó de cabecear al gol.

Pasada la media hora de partido, el ex de la Selección francesa recepcionó el envío pasado de Rodrygo y, sin marca ni apuros, venció nuevamente a Yann Sommer mediante su testarazo.

Para Benzema fue el cuarto gol en la actual campaña de la UCL 2020/21, en cinco presentaciones. Una aparición vital para que el conjunto blanco se clasificara primero (10 unidades) y quedara bien parado con miras al sorteo de la siguiente ronda.

El Gladbach no contó con la claridad necesaria que le permitió elevarse en la zona gracias a las goleadas ante el Shakhtar (sumó 6 de sus 8 puntos frente a ese rival) y no consiguió lastimar con los peligrosos Alassane Plea y Marcus Thuram.

El Madrid pudo ampliar y convertir el resultado en goleada, pero se topó dos veces con el poste: un tiro de Benzema al travesaño tras un rebote que había dado el arquero suizo, exigido luego del cabezazo de Sergio Ramos, y otro de Vázquez al palo derecho.

Zidane respira. Desde el sábado pasado, con su triunfo importante contra Sevilla y ahora la victoria frente a los alemanes, espera mayor estabilidad y que la incertidumbre deje de revolotear en la capital española.