Open

La creación de la Superliga Europea por parte de 12 de los clubes más importantes del continente puso al planeta fútbol en estado de erupción. Mientras los directivos se lanzan dardos envenenados y amenazas de sanciones y los fanáticos gritan su impotencia en redes sociales, los verdaderos protagonistas del deporte más popular del mundo se mantienen en silencio en su gran mayoría. Pero una voz surgió desde el corazón mismo de la elite: la de Ander Herrera.

A través de sus redes sociales, el centrocampista español del Paris Saint-Germain publicó un fuerte comunicado en el que manifiesta su total repudio a la creación de la nueva competición, que amenaza con cambiar por completo el mapa del balón: "Amo el fútbol y no puedo quedarme callado ante esto. Creo en una Champions League mejorada, pero no en que los ricos roben lo que el pueblo creó".

El bilbaíno, que nunca dudó en mostrar sus convicciones sociales y siempre se mostró como una rara avis dentro de un ambiente que suele callar sus opiniones, reflexionó: "Me enamoré del fútbol popular, del fútbol de los aficionados, del sueño de ver al equipo de mi corazón competir contra los más grandes. Si esta Superliga avanza se acabaron esos sueños".

​Si bien el PSG es uno de los tres clubes poderosos de Europa (junto a los alemanes Bayern Munich y Borussia Dortmund) que no se sumó a la rebelión de los ricos, que uno de sus futbolistas decida alzar la voz tiene un valor que puede llevar a otros colegas a manifestar su postura. Habrá que ver si alguno lo acompaña.